); Saltar al contenido

Manejo del Enojo

Manejo del Enojo

Es sabio dirigir el enojo hacia los problemas, no hacia la gente. Para concentrar tus energías en respuestas, no en excusas

                                              William Arthur Ward
Manejo-Del-Enojo
El ser humano, desde que nace hasta que muere, interactúa constantemente con su entorno, en esta interacción permanente la persona recibe y envía todo tipo de información, incluyendo sus emociones con lenguaje verbal y no verbal. Reacciona al ambiente y es capaz de mostrarle al mundo  que lo rodea que está sintiendo en ese momento.
Así mismo, esta habilidad expresiva no es exclusiva de la especie humana, la cobra (Serpiente Venenosa) por ejemplo tiene una manera muy característica de comunicar que se siente amenazada y que posiblemente se defenderá con su peligrosa mordida, por otro lado los perros al percibir caricias demuestran y comunican al resto del mundo su aprobación moviendo enérgicamente su cola.
Por otro lado, Charles Darwin señaló “las capacidades de registrar y transmitir los sentimientos han desempeñado un papel muy importante en la evolución del ser humano”.
Las personas pueden demostrar todas sus emociones, desde la alegría hasta el enojo, de múltiples maneras, desde la más clásica como una sonrisa espontánea para demostrar felicidad cuando se coincide con una persona agradable hasta lo más moderno como enviar un Emoji de Enojo por alguna de las plataformas de mensajería digital que están de moda y son cada vez más usadas por jóvenes y adultos alrededor del mundo.
Ahora bien, debido a la interacción social, es importante para el desarrollo integral de la persona, que esta aprenda a manejar y expresar correctamente sus emociones. Es Común, por ejemplo, ver a un bebe de un año llorar enérgicamente al tener hambre ya que a esa edad es una de las pocas maneras que tiene de expresar y comunicar su enojo o necesidades, pero más adelante al crecer, debe adquirir herramientas que eviten, siguiendo con el mismo ejemplo, que a los 25 años grite y llore enérgicamente porque la cajera de un local de comida rápida aun no le entrega la hamburguesa que compró.
Manejo-Del-Enojo-03
En ese sentido, el enojo es una de las emociones más fuertes en el ser humano, la American Psychological Association (Apa) la define como “un estado emocional que varía en intensidad. Varía desde una irritación leve hasta una furia e ira intensa”. Cuando la persona es consciente de que está enojado, este recibe una señal clara de que hay algo que no es de su agrado y que debe ser modificado, corregido, mejorado o evitado. “la conciencia de uno mismo resulta esencial para el autocontrol y la empatía” (Goleman, 1999, p. 20).
Además hay una serie de cambios físicos como el aumento del ritmo cardiaco y la tensión muscular que se dan en relación a esta emoción y que se pueden convertirse en una combinación peligrosa cuando la persona no tiene un buen manejo del enojo.
En base a lo anterior, cuando se habla de manejo del enojo o manejo de las emociones no se hace referencia a la represión del enojo o las emociones.
Todas las emociones tienen un origen evolutivo y una razón de ser por lo cual no deben ser reprimidas pero si deben ser canalizadas por lo anteriormente expuestos. Una persona con un correcto manejo del enojo es capaz de reconocer cuando está enojado y cuando sus acciones causa molestia en otras personas, en palabras de Goleman(1999) “A veces el cerebro dice algo así como “Bien, esto va a molestar a mucha gente” (p.35.). Además tiene la empatía como para reconocer esta emoción en otras personas y canalizarla de manera efectiva sin necesidad de anular la emoción.
En contraposición, una persona con mal manejo del enojo puede actuar de manera impulsiva, llegando incluso a agredir a otras de manera física, verbal o psicológica.
En ocasiones, las personas que se dejan dominar por el enojo llegan a cometer actos de los cuales luego se arrepienten. Como lo expone Daniel Goleman(1999) “El mordisco de Mike Tyson a la oreja de Evander Holyfield durante el combate por el título de los pesos pesados de 1997 le costó tres millones de dólares” (p.50).
La impulsividad del momento lleva a las personas, en casos extremos, a dañar a otras, es por eso que es de vital importancia canalizar estas emociones y enseñar a los niños desde pequeños como deben actuar cuando algo les disguste.
En efecto, como las habilidades de manejo del enojo y emociones son aprendidas, modeladas y enseñadas, es importante que los niños las adquieran a temprana edad. Un niño enojado puede gritar, morder, romper cosas, lanzar objetos, conductas que le pueden ocasionar múltiples problemas en su entorno, desde el familiar hasta el escolar, incluso llegando a recibir amonestaciones.
En ese orden de ideas, muchas veces el niño recurre a estos actos porque desconoce otras maneras de actuar, es ahí donde los padres, docentes y psicólogos deben intervenir para enseñar esas herramientas que puedan aplicar a su edad conversando, ayudándolo a identificar la causa de su molestia, explicándole de que maneras puede comunicar sus incomodidades, realizando junto a él alguna actividad recreativa o deportiva que le permita liberar tensiones y aún más importante, enseñar con el ejemplo, cómo se debe actuar ante determinadas situaciones.
Manejo-Del-Enojo-04
El niño puede modelar conductas violentas en momentos de Enojo al ser espectador de un adulto que no haga uso de estrategias de autocontrol.
Por otro lado, el mal manejo del enojo durante el embarazo también representa un riesgo, en este caso no solo para la persona que vive la emoción y para su entorno sino además para el feto en desarrollo, etapa muy vulnerable y sensible a los cambios emocionales de la madre.
Es normal que por los cambios hormonales propios del embarazo la mujer pasé por diferentes emociones como la tristeza, el miedo o la frustración pero se debe manejar con cuidado cada una de ellas.
En lo que se refiere al enojo, por ser una emoción que puede ser muy intensa los psicólogos recomiendan que tanto la madre como los familiares eviten en lo posible generar discusiones o problemas que puedan llevar a la ira y afectar al feto.
En otro orden de ideas, hay factores que dificultan el control del enojo como el consumo de alcohol. Es ampliamente conocido los efectos inhibidores que tiene el consumo excesivo de alcohol en las personas y que de presentarse una situación incómoda facilitan la aparición de conductas violentas o destructivas, es por esto que las personas con un bajo manejo de las emociones deben evitar consumir bebidas alcohólicas en exceso.
Así mismo, el abuso de sustancias también puede generar problemas de ira sobre todo las drogas que entran dentro de la clasificación de “Estimulantes” como lo son el Crack, la cocaína y las metanfetaminas.
Los efectos negativos sobre el organismo son múltiples influyendo también el control de las emociones y por ende, el control del enojo. “cuando nos hallamos bajo el imperio de los impulsos, la agitación y la emoción, nuestra capacidad de pensar experimenta una considerable merma” (Goleman, 1999, p.53).
Manejo-Del-Enojo-01
Finalmente el enojo en la pareja puede generar diferentes conflictos, que van  desde una pequeña discusión hasta la ruptura de la relación.
No todas las personas expresan de la misma manera su enojo y es por eso que ambos deben tener la empatía necesaria para reconocer las emociones del otro, comunicar de manera asertiva las suyas y canalizar las emociones que se generan en la convivencia diaria.
Dentro de las competencias sociales, Goleman (1999) define esta “Comprensión de los demás” Como “la capacidad de captar los sentimientos y los puntos de vista de otras personas e interesarnos activamente por las cosas que les preocupan” (p.22).
Es normal que en la pareja existan diferencias y conflictos es por eso que se debe contar con las herramientas necesarias para evitar problemas graves, en este sentido la terapia de pareja es una excelente opción al momento de buscar alternativas.
Con el objetivo de disminuir las consecuencias negativas del enojo ya mencionadas anteriormente existen una serie de técnicas y recomendaciones que las personas pueden utilizar para manejar y canalizar sus emociones como:
  • Asertividad, saber elegir en que momento y de qué manera expresar las incomodidades es vital, una discusión de pareja puede temer mejores resultados luego de que ambos se calmen.
  • Buscar Ayuda, cuando es necesario aprender nuevas herramientas para manejar el enojo un profesional de la salud mental es la persona más indicada y capacitada para orientar la conducta y generar nuevas estrategias que sean más efectivas para los casos particulares.
  • Auto Evaluarse, conocer que circunstancias generan molestia, meditar sobre la manera en que se respondió ante determinada situación y determinar cuál es la mejor manera para reaccionar la próxima vez.
  • Cambiar el entorno, a veces es el entorno en que genera una molestia en ese sentido se recomienda probar nuevos lugares, trabajar un día desde casa, visitar un nuevo restaurante o hacer mercando en un lugar diferente.
  • Creatividad, el enojo se da también por la frustración de no saber cómo enfrentar o solucionar los problemas, ser creativo y tener una nueva perspectiva de los conflictos ayuda a su resolución.
  • Comunicar, de manera asertiva las cosas que son causa del disgusto y buscar maneras creativas de mejorarla.
  • Escuchar música, preferiblemente melodías suaves o las canciones de su preferencia.
  • Hacer algo de ejercicio diariamente, esto trae múltiples beneficios a la salud y además ayuda a liberar tensiones que de lo contrario pueden convertirse en una explosión de ira.
  • Reír, al igual que el ejercicio, la risa y el buen humor también tiene múltiples beneficios en la salud, funciona como rechazo a emociones como el enojo y genera bienestar.
  • Respirar, profunda y lentamente en momentos donde el enojo comienza a tomar control de la persona ayuda a bajar las revoluciones y pensar con más claridad.
En conclusión, existen múltiples maneras de manejar el enojo y canalizar las emociones, del correcto uso de estas herramientas dependerá en parte la interacción efectiva con el resto de la sociedad, en ese sentido el libro 👉🏻 “La práctica de la inteligencia emocional” de Daniel Góleman, disponible en Amazon, ofrece unas perspectiva innovadora y detallada del tema que vale la pena leer para profundizar en estos conocimientos.

Redactora de:
manejodeemociones.net

Salud

Emociones

WhatsApp Desea una cita o solicitar información?