); Saltar al contenido

Estrategias para controlar el enojo

Adquiriendo estrategias para controlar el enojo

“Un corazón lleno de enojo no tiene espacio para el amor”

                                                            Joan Lunden
Estrategias-para-controlar-el-enojo
Es común que el ser humano experimente una gran diversidad de emociones, de menor a mayor intensidad a lo largo de toda su vida, estas emociones surgen en respuesta a una serie de factores tanto internos como externos a los que se encuentra expuesto, y que siempre están en constante interacción con la persona, estos determinan muchas veces su sentir.
Cuando existen ciertas distorsiones que salen de los parámetros considerados como normales es necesario que la persona adquiera herramientas para controlar su enojo y así evitar o reducir sus consecuencias negativas.
En Primer lugar, es necesario entender que enojarse por algunas cosas entra dentro de los parámetros de la normalidad (Socialmente hablando).
El enojo es, una de las emociones más intensas y se presenta por una gran variedad de agentes internos y externos. Así mismo, Es normal que una persona se sienta enojada y exprese su molestia cuando no logra obtener lo que quiere, como por ejemplo perder un ascenso luego de esforzarse mucho dentro de una empresa para conseguirlo.
La función del enojo es básicamente comunicarle a los demás que algo es desagradable, incómodo o nos afecta negativamente. Rosenberg  (2006) también ve un lado positivo en el Enojo y comenta: “siempre podrá convertirse en algo valioso si la utilizamos como un reloj despertador que nos informa que tenemos una necesidad insatisfecha” (p.146).
Las reacciones físicas como el cambio en la expresión facial ayudan a que el resto de las personas entiendan esta señal sin necesidad de comunicárselos verbalmente. Este cambio, junto al aumento del ritmo cardiaco representa parte de las respuestas fisiológicas de esta emoción.
Cuando una persona está enojada puede ser más impulsiva y da pie a que aparezcan una serie conductas destructivas asociadas a la ausencia de estrategias para controlar el enojo, conductas que se agravan cuando adicionalmente se presentan no solo con mayor intensidad sino además con frecuencia moderada o alta en la vida de una persona. Arrojar cosas, gritar, insultar y agredir, son acciones que pueden darse durante el enojo y afectar significativamente la manera en que la persona se relaciona con otras
En ese sentido, el enojo, cuando se expresa con una alta intensidad, tiene una serie de consecuencias negativas que pueden variar desde un daño auto infringido, pasando por daños físicos, emocionales o psicológicos a terceros, llegando incluso hasta  la ruptura de relaciones familiares, amorosas y laborales, ocasionadas cuando las personas del entorno no son capaces de soportar las actitudes de la persona que no maneja su enojo.
Es por esto que, cuando una persona no posee estrategias para controlar el enojo, esta emoción mal manejada es una de las causas de divorcios, rupturas familiares, despidos, aislamiento, violencia y un sinfín de cosas negativas que se generan a partir de este.
Así mismo, las personas que son sometidas a altos niveles de estrés tienen una tendencia mayor a enojarse.
Por ese motivo, es importante que la persona adquiera estrategias para controlar el enojo y tenga un nivel de auto conocimiento adecuado, que le permita identificar cual es la causa que lo genera y cuales factores contribuyen a que se mantenga enojado, evitando por ejemplo confusiones como las de personas que viven gritando molestas cada mañana por el tráfico camino al trabajo, culpando a los demás conductores que se atraviesan en su camino y señalándolos como la causa de su enojo sin internalizar que la causa de su molestia puede radicar en una insatisfacción y desmotivación laboral.
Actualmente, cuando una persona hace conciencia de que necesita adquirir estrategias para controlar el enojo podemos ofrecerle múltiples servicios, una opción muy oportuna es nuestro programa de manejo del enojo e ira. Esta opción brinda nuevas y mejores herramientas que le puedan ser útiles en su día a día.
Nuestro plan representa una valiosa oportunidad para reducir los efectos negativos que tienen en la vida de la persona el enojo. Ayudando no solo a la persona que aplica las estrategias para controlar el enojo, adquiridas con nuestro programa, sino además, a todas las personas de su entorno.
Programa para manejo del enojo y la ira
Es por esto, que nuestro programa de manejo del enojo e ira cuenta con las estrategias necesarias para abordar la situación y ocasionar un cambio positivo en la vida de la persona. Este último aprenderá, a través del programa, como expresar correctamente su enojo y como comunicarle a su entorno sus necesidades sin agredirlos.
En palabras de Rosenberg R. “Ampliar nuestro vocabulario con respecto a nuestros sentimientos tiene ventajas que no sólo se hacen evidentes en las relaciones íntimas, sino también en el campo profesional” (p.51).
Así mismo, se busca responder a la pregunta ¿Cuáles son los detonantes del enojo?  Aclarando si lo detona algo en específico como una persona, un lugar, sentirse ignorado, sentirse menos preciado, o un maltrato (Sea físico, mental y/o Psicológico).
Identificar estos detonantes es un paso importante dentro de la adquisición de estrategias para controlar el enojo que le permite a la persona aumentar su nivel de conciencia referente a la cosas que lo afectan. “El psicoanalista Rollo May afirma que la persona madura es capaz de diferenciar los sentimientos” (Rosenberg, 2006, p.49). Luego de esto, debe ser capaz de decidir si va a evitar estos factores o por otro lado buscará evaluar la manera de modificar su conducta cuando la interacción entre ambos sea necesaria.
Como manejar las emociones
Con el fin de, cumplir con los objetivos que se coloque la persona, el auto Control juega un papel vital. La persona debe aprender a tomarse unos segundos frente a cada situación que le moleste para analizarla, evaluar posibles soluciones, entender el punto de vista de las otras personas o la raíz del conflicto para poder darle fin.
Algunas veces el enojo “tiene su raíz en nuestros juicios, en las etiquetas que ponemos a la gente, en las culpas que les atribuimos y en las decisiones que tomamos con respecto a lo que «deberían» hacer y lo que «se merecen»” (Rosenberg, 2006, p.154).
Por otro lado, debe tener siempre en cuenta las consecuencias de expresar de maneras no adecuadas el enojo y las repercusiones que estas acciones impulsivas pueden llegar a tener en un futuro. Aceptar que siempre se topará con situaciones negativas, es un gran paso, dentro de todo este proceso.
En definitiva, una vez la persona tome la decisión de adquirir estrategias para controlar el enojo, con nuestro programa por ejemplo, tendrá resultados importantes en su día a día, le permitirá aumentar su nivel de tolerancia a la frustración, aplicar estrategias efectivas para el control de las situaciones molestas que sin duda van a seguir apareciendo durante toda su vida pero dispondrá de unas maneras de adaptarse y responder a ellas. Todo esto ayudará además a mantener una mejor interacción con todas las personas que conforman su entorno.
Finalmente, dentro de las lecturas recomendadas y disponibles en Amazon respecto al tema del enojo, el Dr. Marshal Rosenberg  escribió un libro titulado 👉🏻 “Comunicación no violenta; Un Lenguaje De Vida” donde describiendo una gran variedad de factores en base a su experiencia, hace una invitación a manifestar de manera plena y total la ira sin reprimirla o ignorarla, esto forma parte importante de las estrategias para controlar el enojo.

Redactor de:
manejodeemociones.net

Salud

Emociones

WhatsApp Desea una cita o solicitar información?