); Saltar al contenido

¿Cómo encontrar el equilibrio?

¿Cómo encontrar el Equilibrio? (+Tips)

El equilibrio es la forma adecuada de llevar nuestra existencia, bien dice el dicho que “todos los excesos son malos”, de igual manera lo son todas las deficiencias, y es que es necesario que todas las facetas de la vida se complementen con el ser (alma, mente, cuerpo), para mantener ese equilibrio que nos hace seres estables, fuertes lo que se convierte en un accionar adecuado en los constantes retos que nos propone la vida.
“Tan divinamente está organizado nuestro mundo, que cada uno de nosotros, en nuestro lugar y tiempo, estamos en equilibrio con todo lo demás”

Goethe

El equilibrio en la vida se traduce en salud y felicidad, nuestra existencia requiere de que todas esas fuerzas que alimentan a nuestro ser estén balanceadas, es como una ley universal que nos aleja del caos que proponen las deficiencias o los excesos, y nos pueden producir ansiedad o enojo, parece complicado, sin embargo en la medida en que empleamos esfuerzos en equilíbranos, vemos que los mismos se traducen en bienestar para nosotros y los que nos rodean.
Un ejemplo simple estaría en la dieta que llevamos: si comemos  demasiadas frituras y comida basura,  comemos irregularmente y consumimos pocos vegetales y fibras; el cuerpo se descompensa, suben los niveles de colesterol y triglicéridos, engordamos, fallan las facultades físicas como la resistencia y nos volvemos más irritables,  el rendimiento general del cuerpo y la mente disminuyen y afecta directamente a nuestro entorno.
Así misma sería una persona que trabaja mucho, o que no lo hace; que le da mucho o muy poca atención a su familia, que dice si a todo o no a todo, que es muy cuidadoso o no lo es para nada, que disfruta poco o nada, que bebe o fuma mucho, que justifica todas las debilidades o es muy duro consigo y con los demás.  El mayor esfuerzo estaría en identificar el momento en el que esa situación de carencia o de exceso conforma un desequilibrio para nuestra vida.
Es común estar en desequilibrio y no saberlo, por lo general nos damos cuenta cuando se nos presentan las situaciones difíciles o retos en la vida como: una muerte o una enfermedad; una situación económica, Laboral, un desamor; una situación que nos exija cambios radicales  y que los recursos en la personalidad no nos permita accionar adecuadamente para seguir adelante y superarlas.
Por esta razón es necesario aclarar cuáles son las facetas que tenemos en nuestra vida y de qué forma influye en quienes somos y como nos sentimos con ellas, por ejemplo: Familiar (madre, esposa, hija, hermana); Laboral (Empleada, Jefe, subordinada); Salud (deporte, alimentación, hábitos); diversión, entre otras.  Sabremos entonces de qué manera se compenetran estas facetas entre ellas y que valor le estamos otorgando.
Ya habiendo tomado conciencia sobre esas facetas que nos conforman, podremos identificar más fácilmente las predominantes, si es necesario agregar o restarle esfuerzo y tiempo a alguna, y como nos afecta  el desequilibrio que estamos ejerciendo sobre  nosotros  y  nuestro entorno, a partir de esta introspección tendremos el conocimiento para distribuir de mejor manera el esfuerzo que dedicamos al desarrollo de cada una de nuestras facetas lo que se traducirá en seres equilibrado y emocionalmente estables.

5 tips que te ayudarán a conseguir la armonía emocional

Para conseguir y mantener el equilibrio en nuestro cuerpo, mente y alma, es necesario dar el primer paso al practicar ciertos hábitos, que te ayudarán a mejorar, cuando tomas tiempo para purificar el espacio mental, lograras disminuir fatigas emocionales y lograr armonía en esas fuerzas que dan balance a su ser y su entorno, practicando estos 5 hábitos sencillos, estarás en el camino del equilibrio emocional:
1.Tiempo de Meditación:
Regálese unos minutos al día para meditar, desconéctese, apague su mente a través de la atención plena, experimente el estado de la existencia pura.
2. Respire:
Trate de ser consciente de su respiración, realice ejercicios que ejerciten la respiración, como el Yoga, que le oxigenan y le producen un gran bienestar físico, mental y emocional.
Formación en Meditación
3. Ejercicio Regular:
El ejercicio regular varios días la semana le hará sentir bien y lleno de energía, forme su rutina, puede ser un ejercicio suave, como caminar al aire libre, o nadar, algo que se adapte a su rutina diaria, no es recomendable  forzar el cuerpo unos días y después abandonar, es importante que sea un ejercicio que disfrute y que se pueda convertir en un hábito que tendrá como consecuencia directa la activación de su organismo y su mente. 
Ejercicio Regular
4. Póngase en contacto con la naturaleza:
Planifique actividades de contacto con la naturaleza, paseos a la montaña, a la playa o a un parque cercano, un sitio donde respire aire puro y conecte con los sonidos que nos ofrece, su mente se relajará y develara el mundo en su interior.
5. Escuche sus palabras:
Este hábito puede parecer un poco complejo al principio pero con la práctica, se dará cuenta de la importancia de la asertividad en sus palabras y como eso afecta su entorno, en la medida que ponga especial atención a lo que dice y las frases que usa cuando tiene una discusión o una simple conversación, puede autocorregirse, y verá que mejorando su manera de expresarse, su entorno le irá respondiendo de manera positiva y también se sentirá mejor.
Equilibrio
Recuerde que un exceso de cualquier aspecto de la vida puede hacernos perder el equilibrio, sin embargo, si llena su vida de propósito y significado, estará preparado para afrontar los retos que le propone la vida.

por: Victor Higuera
Redactor de manejodeemociones.net
Periodista
higueravi@gmail.com

Victor Higuera

Salud

Emociones

WhatsApp Desea una cita o solicitar información?