); Saltar al contenido

Alimentación y emociones: Lo que comes afecta como te sientes

Alimentación y emociones: Lo que comes afecta como te sientes

“Comer es una necesidad, pero comer de forma inteligente es un arte”

                                                                   La Rochefoucauld
Alimentacion

La salud emocional está directamente relacionada con la salud física, y por ende con los factores que afectan a esta última, principalmente la alimentación y la actividad física. Por esta razón un paso importante en el camino a alcanzar la salud integral es adoptar un estilo de vida saludable.  En este artículo te explicamos la relación entre alimentación y emociones, con miras a guiar los pasos hacia un estilo de vida más saludable que te permita alcanzar un mejor estado emocional.

 Tener buena salud es mucho más complejo de lo que pensamos.  No se trata solo de no tener enfermedades físicas, esto va más allá, siendo necesario contar además con una mente sana y una buena adaptación al entorno que favorezca una adecuada integración como individuo. Esto es lo que se conoce como el enfoque BioPsicoSocial de la salud.

Este no es un concepto nuevo, ya para Platón era algo evidente que debía haber un equilibrio entre la salud del cuerpo y la mente, siendo uno necesario para lograr el otro.  Esto lo llevo enunciar una de sus frases más conocidas: mente sana en cuerpo sano.
Alimentacion

Salud física y salud emocional

Un estado emocional equilibrado requiere de una buena salud física. Muchas veces los trastornos orgánicos y las disfunciones de algunos sistemas tienen efectos negativos para la salud mental, siendo incluso responsables del desarrollo de algunos estados emocionales alterados.
Un claro ejemplo de esto es la repercusión de los problemas hormonales sobre las emociones. En el caso de trastornos de la glándula tiroides que se acompañan por un exceso en la producción de la hormona tiroidea (conocido como hipertiroidismo) es posible que ocurran síntomas como ansiedad, angustia, taquicardia e insomnio, que para poder ser corregidos ameritan llevar a esta glándula de nuevo a su normal funcionamiento.
También son bien conocidos los efectos de condiciones como la menopausia, especialmente en su inicio, sobre la emocionalidad de la mujer.
En la medida que el cuerpo funcione adecuadamente habrá menos factores perturbadores de la salud mental.

Una buena alimentaciónes clave para un óptimo estado de salud

Es bien conocida la relación entre la salud física y el estilo de vida. Muchas enfermedades se asocian con hábitos negativos como una mala alimentación y el sedentarismo.
Los alimentos son la fuente de los nutrientes que el cuerpo necesita para funcionar de forma adecuada.  Una mala alimentación aporta menos nutrientes y más bien puede contribuir a la ingesta de sustancias que pueden ser dañinas para la salud. Esto ocurre con el consumo de alimentos como las grasas, frituras, dulces de pastelería, embutidos, gaseosas, café, bebidas alcohólicas y bebidas azucaradas.
Estos alimentos aportan grandes cantidades de azúcar, sal, grasas saturadas, colorantes, preservativos y conservantes.  Evidentemente estas sustancias no contribuyen al buen funcionamiento de los tejidos por lo que eliminarlos de la dieta es clave a la hora de comenzar a tener una alimentación saludable.
Los carbohidratos y las grasas son necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo, pero los que realmente necesitamos son los carbohidratos no refinados provenientes de las frutas y vegetales, las grasas poliinsaturadas que son ricas en ácidos grasos omega 3, las proteínas, las vitaminas y los minerales.
Estas sustancias contribuyen a un adecuado crecimiento y desarrollo, un buen funcionamiento de los diversos órganos y sistemas, así como a una correcta reparación del daño relacionado con el sobreuso o las lesiones.
Igualmente son imprescindibles para la producción de moléculas que actúan como mensajeros y reguladores, estas incluyen a las hormonas y los neurotransmisores que nos permiten comunicarnos con el medio externo y adaptarnos a su cambio para garantizar la sobrevivencia.
Alimentación y emociones
Partiendo de la importancia de los nutrientes podemos deducir que es posible que los alimentos que ingerimos tengan efecto sobre nuestras emociones. Esto no solo es una realidad, sino que además está mucho más relacionado de lo que pensamos.
Muchos nutrientes son necesarios para producir los neurotransmisores involucrados en el funcionamiento del cerebro, por lo que su deficiencia puede llevar al desarrollo de estados de fatiga, cansancio, desmotivación o incluso depresión.
Otros alimentos pueden ser capaces de llevar a un aumento en la excitabilidad que favorece la aparición o agrava los estados de mayor irritabilidad o incluso de ansiedad.  Esto se relaciona con un uso excesivo de sustancias excitantes como el té, la cafeína y los alimentos ricos en azúcares refinados.

¿Qué es una alimentación saludable?

Una alimentación saludable es la mejor forma de obtener los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Esto se logra al incorporar alimentos saludables y editar los dañinos.
Existen muchas teorías sobre la nutrición, sin embargo, y de acuerdo con el desarrollo de varias investigaciones, se ha podido establecer cuales estilos son los más saludables y por lo tanto son los que recomendamos a nuestros pacientes y seguidores.
En manejodeemociones.net hemos desarrollado una excelente experiencia con un estilo de alimentación conocida como dieta alcalina, por lo que es el plan de alimentación que recomendamos ya que es un claro ejemplo de la relación positiva entre alimentación y emociones.  Esta se basa en el hecho de que algunos alimentos son capaces de mantener un grado de acidez del cuerpo con tendencia a la alcalinidad lo cual se asocia con un mejor estado de salud general.
La alimentación vegana y vegetariana es un tipo de alimentación alcalina. Esta última restringe los alimentos considerados ácidos, aunque no los elimina por completo, entre estos alimentos se encuentran la carne, los productos lácteos y los huevos. Estos tipos de alimentación favorecen el consumo de alimentos naturales y crudos, preferiblemente orgánicos, desaconsejando los alimentos procesados o industrializados.
Dra. María Paz De Andrade
Redactora de manejodeemociones.net
Medicina Interna

Medicina del Dolor
www.webdeldolor.com
Maria Paz

Salud

Emociones

WhatsApp Desea una cita o solicitar información?